El valle de las niñas madres

nina_embarazada_imagen_tomada_de_embarazoybebespuntocompuntoar.jpg

Nuvia es la mamá más joven del siglo XXI. Su historia es impactante, pero de ningún modo, una excepción. Nuvia fue violada por sus dos primos hermanos de 23 y 29 años, durante cinco meses. Jamás le contó a nadie lo que sufría casi a diario. Fue su secreto, hasta que tuvo ardor y punzadas en el estómago. “Me duele un poco la panza”, le dijo, en lengua quechua, a su madre. Ésta, preocupada, la lleva al centro médico más cercano, ubicado en la capital de Pachitea, Panao, Perú. Caminan dos horas entre malezas y viento. Cuando llegan, un doctor atiende a la niña. Le realiza el primer examen médico de su vida. Apenas coloca la mano en su vientre, descubre que el mal de la pequeña no es una enfermedad. El diagnóstico dice que Nuvia, de ocho años y apenas un metro treinta de estatura, espera un bebé. Es el embarazo más precoz de este siglo, y ella, de dar a luz, se convertiría en la madre más joven de la historia. Las violaciones persistentes coincidieron con el momento en que la niña ovuló. Es un fenómeno infrecuente, pero posible.

En agosto, trasladan a Nuvia a un refugio de monjas en Panao. Permanece oculta y protegida. El embarazo es complicado. A esa edad, su cuerpo está en pleno cambio. Crecerá apenas un poco más. Las glándulas mamarias se han desarrollado hasta alcanzar la dimensión de una mujer embarazada. El útero pasa de medir cinco a treinta centímetros. Al haber pasado el sexto mes de embarazo, el riesgo para el bebé es cada vez mayor. El cuerpo de Nuvia no está preparado para dar a luz naturalmente. El pronóstico médico es preocupante, es un embarazo de alto riesgo. El ginecólogo del hospital señala que el caso de Nuvia es absolutamente excepcional. “Un embarazo a esa edad”, afirma, “sólo puede tener dos razones: por una pubertad precoz, una posibilidad muy remota o porque la niña, por bastante tiempo, ha tenido relaciones sexuales. Así, el organismo alcanza una madurez a mayor velocidad y la menstruación aparece de repente”.
El 1 de diciembre del año 2006, coincidiendo con su noveno cumpleaños, una cesárea permite el nacimiento de un varón de dos kilos y medio. En el día en que debía recibir juguetes, la niña Nuvia se convirtió en la madre más joven del siglo.

¿Sabía que la mayoría de las “mamás niñas” (menores de 13 años) tuvo sus hijos con varones de más de 20 años de diferencia? Es de suponer, entonces, que se trata del producto de hechos de coerción, abuso, violación o incesto.

¿Sabía que las víctimas de abuso son obligadas a guardar el secreto? Ya sea mediante la compensación (les dan golosinas, los llevan de paseo o les regalan dinero) o la amenaza mortal (“si se lo cuentas a tu mamá vas a destruir la familia”; “no te van a creer”; “voy a matar a tus hermanitos”), los abusadores se aseguran de la que víctima no los delate.

La historia que hemos compartido increpa los ánimos, moviliza. Pensar en una pequeña niña víctima de hombres tan malvados, nos hace reaccionar y desear justicia; verdadera justicia.
Nos sentimos tentados a preguntar: “¿Dónde estaba Dios?”, y esperamos que Dios haga lo que él nos ha delegado a nosotros: impartir justicia. Muchos abusadores andan sueltos, robando la inocencia de cientos de niños y niñas. ¿Hasta cuándo lo toleraremos? ¿Hasta cuándo los vacíos legales y la ignorancia que fomenta más abusos? ¿Hasta cuándo…? Hemos sido llamados a guardar, conservar, cuidar y retener integralmente la vida de nuestros niños y niñas. Convertirse en un factor de protección para las víctimas de abuso sexual se ha transformado en el reto más importante para la iglesia. Asumamos nuestro rol profético denunciando el abuso sexual. ¡Rompamos el silencio!

fuente: todos

Claudia Quintero

Anne Frank-Colombia

Coordinadora para América Latina y el Caribe

RATT Internacional Mercosur y Países Asociados

@Afro_candombera

Difusión:

Voz del pueblo Latinoamericano
Prensa

2759_10200540398408749_1262978791_n.jpg


Facebook: Voz del pueblo Latinoamericano

Twitter @VozPuebloCom
Email: vozdelpueblolatinoamericano

Anuncios

Acerca de Corporación Anne Frank

La Corporación Anne Frank Colombia ( Sigla Anne Frank ONG) , es una organización de base y de carácter nacional fundada por mujeres víctimas del conflicto armado, que lleva 7 años trabajando por los derechos humanos, la construcción de paz y la formación de espacios de defensa de las víctimas e incidencia política, realizando informes y presentando denuncias de forma pública y buscando soluciones a las problemáticas que han provocado la guerra en Colombia, publicando documentos de investigación y notas de prensa visibilizando los casos de violaciones a los derechos humanos dentro del marco del conflicto armado colombiano y en cuanto a migración, desplazamiento forzado, refugio y Trata de Personas.

Publicado el 6 julio, 2014 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Leí la historia y la verdad es que muestra hechos que han pasado y todavía se dan en la actualidad ya que pasan en distintos países y a las niñas les cuesta tener que decir la verdad ya que muchas veces no les creen lo que dicen, yo vengo buscando sobre el tema para armar un trabajo práctico sobre estas cuestiones y leí esto http://jorgeguldenzoph.com/fenomenos-sociales/german-rama-ninas-criando-ninos/ que me aclaró bastante sobre el tema, también encontré algo es.wikipedia.org/wiki/Jorge_Guldenzoph que me sirvió para entender más sobre distintas temáticas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: