Cómo proteger a tus hijos de la pornografía en Youtube

Cada vez son más populares los servicios de videochat al azar como Omegle o Chatroulette. Se trata de webs en las que se puede conversar con desconocidos usando la cámara web, lo cual entraña graves riesgos para los menores de edad.

Los expertos no se cansan de alertar sobre los peligros de hablar con desconocidos en Internet. Sin embargo, existen páginas web creadas precisamente para poder charlar a través de la webcam con gente de todo el mundo, sin restricciones y con la posibilidad de cambiar de interlocutor con solo un clic. Son los llamados servicios de chat al azar, chat aleatorio o chat con webcam, que tienen un gran éxito entre los usuarios jóvenes.

Cómo funcionan

Al igual que en el truculento juego de la ruleta rusa, en el que no se sabe cuándo saldrá la bala del revólver, en estas páginas existe la posibilidad de toparse con un pervertido, un pederasta o un acosador con cada clic del ratón. Funcionan de la siguiente manera:

  1. El usuario accede a la página desde su ordenador o teléfono móvil.
  2. Autoriza a la web para poder utilizar su cámara y micrófono.
  3. El sistema le conecta con un usuario al azar para que conversen.
  4. Solo con pulsar un botón, termina la conversación y se conecta con otro usuario.
  5. Las charlas son anónimas y no se puede volver a la conversación anterior.

Precisamente esta sencillez, libertad y novedad constante constituyen las razones del éxito de los chats aleatorios entre los menores, junto al hecho de que sean gratuitos. No es casualidad que los dos servicios de este tipo más populares,Omegle y Chatroulette, los crearan adolescentes que buscaban nuevas formas de conocer gente en Internet.

Los peligros del videochat aleatorio

Es fácil adivinar las amenazas que entrañan este tipo de webs para los menores:

-Tienen un alto contenido sexual: según algunos estudios, hasta en una de cada cuatro charlas aparecen usuarios desnudos o que buscan sexo, la mayoría hombres.

-No se verifica la edad: al acceder a estas páginas se indica que hace falta ser mayor de edad, pero no se comprueba. Basta con indicar que se tiene más de 18 años.

-Los usuarios son anónimos: a diferencia de las redes sociales, no es necesario registrarse ni rellenar un perfil. Hay muchos usuarios que ni siquiera muestran el rostro.

-Hay pocos controles: si un usuario tiene una conducta inadecuada, se le puede denunciar al administrador de la página, pero este se limita a expulsarle temporalmente.

-Es fácil ser grabado: existen programas que permiten grabar o capturar las imágenes de las webcams de los usuarios, lo cual abre las puertas al grooming y el acoso sexual.

-Favorecen conductas de riesgo: el anonimato y la ansiedad por captar y retener la atención del otro inducen a conductas impulsivas y peligrosas, por ejemplo elsexting.

-Pueden crear adicción: la rapidez con la que se cambia de interlocutor y la intriga por saber quién aparecerá en pantalla a continuación estimulan la adicción a Internet.

Protege a tus hijos del videochat

Como señalábamos antes, los menores de edad tienen un acceso sumamente fácil a los chats de azar y es posible que, como padre o madre, ni siquiera sepas que tus hijos usan estos servicios. Algunos consejos que pueden ayudarte a minimizar los riesgos:

-Alerta y conciencia a tus hijos: explícales el riesgo que supone acceder a estos sitios y usar la webcam o enviar fotos a desconocidos en Internet, como muestra este vídeo:

-Limita el uso de la webcam: si no se dispone de cámara, no es posible entrar en este tipo de chats y de paso se evitan otras amenazas que comentamos en este artículo.

-Instala un software de control parental: los programas de filtrado de contenidos como Saint App bloquean los sitios y contenidos que no son adecuados para menores.

-Vigila el móvil y la tableta: muchas de las páginas de chat con cam también disponen de aplicaciones que permiten utilizarlas desde cualquier dispositivo móvil con cámara.

Fuente: SaintAPP

Anuncios

Acerca de Corporación Anne Frank

La Corporación Anne Frank Colombia ( Sigla Anne Frank ONG) , es una organización de base y de carácter nacional fundada por mujeres víctimas del conflicto armado, que lleva 7 años trabajando por los derechos humanos, la construcción de paz y la formación de espacios de defensa de las víctimas e incidencia política, realizando informes y presentando denuncias de forma pública y buscando soluciones a las problemáticas que han provocado la guerra en Colombia, publicando documentos de investigación y notas de prensa visibilizando los casos de violaciones a los derechos humanos dentro del marco del conflicto armado colombiano y en cuanto a migración, desplazamiento forzado, refugio y Trata de Personas.

Publicado el 1 abril, 2015 en Sin categoría. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: